miércoles, 11 de julio de 2012

Demonizar al funcionario.


 El gobierno del PP anda erre que erre con su estrategia de echar a los ciudadanos en contra los funcionarios. Y la verdad es que no acabo yo de entender muy bien por qué. ¿Será que estorban a los políticos y los quieren adocenar para cometer con mayor tranquilidad sus tropelías? Si el puesto de trabajo de un funcionario va a depender del gobierno de turno seguro que los van a tener a sus órdenes. Igual es eso lo que buscan.

"La oposición es un método de selección para que estén al servicio público los mejores, no para tener un puesto seguro frente al resto", ha dicho Montoro, que también ha recordado que los funcionarios "estamos en la exigencia máxima, porque nuestro sueldos están pagados con impuestos".
Así, cada vez tendrán mayor relevancia las evaluaciones continuas de los trabajadores públicos, ya que "tenemos que tener la seguridad de que están los mejores ejerciéndola, pero no que no se esté dispuesto a trabajar más, porque es un mensaje equívoco a la sociedad española", ha concluido el ministro.

Hubiera quedado mejor y más bonito si este seños (o lo que sea)  hubiera hablado en positivo vendiendo la ampliación de la jornada como algo necesario y no diciendo que no trabajan lo suficiente. digo yo que habrá de todo como en todos los sitios y lugares en los que hay trabajadores.
A mi parecer la función pública y las administraciónes tienen suficientes recursos para corregir y sancionar a los funcionarios que se escaquean o no cumplen en sus trabajos.

Para decir lo que ha dicho el pollo hay que ser un verdadero incompetente, tener mala leche o bien que se está siguiendo una hoja de ruta. Mejor las tres cosas.

Supongo que a muchos funcionarios se les habrá quitado las ganas de  votar al PP. 

PD: Me ha  fastidiado especialmente que hayan dejado en la calle a muchos fiscales y jueces de provisión temporal. Así son menos para perseguir las tropelías que cometen esta panda. La ratio ideal sería la de un fiscal por cada quince políticos, pero en dedicación exclusiva.